Danilo lidia con la indisciplina proverbial de los dominicanos - azuavirtualdigital

#QUEDATE EN CASA

sábado, 16 de mayo de 2020

Danilo lidia con la indisciplina proverbial de los dominicanos

GUARIONEX ROSA
guarionexrosa@hotmail.com
Santo Domingo, RD
 El gobierno del presidente Da­nilo Medina bajo presión de sus oposi­tores políticos y con la vis­ta puesta más en las elec­ciones presidenciales y de Congreso del próximo 5 de Julio, tiene en su contra la indisciplina proverbial de los dominicanos al en­frentar el COVID19.
Se diría que el régimen de Medina ha hecho todo lo posible y temprano para encarar la pandemia, con los pocos recursos médicos y hospitalarios que el país tenía en el mes de marzo y el frenesí mundial por ad­quirir insumos que son ne­cesarios aquí para los tra­tamientos.
En Vietnam, un veci­no de China desde don­de se cree que salieron al exterior los primeros con­tagiados del virus, impu­so un encierro total de su población por tres sema­nas, lo que le ha permiti­do al término de ese pe­ríodo declarar que ya no hay más muertes de la pandemia.
El resultado favorable para el país asiático es que ha sido el primero en abrir sus aeropuertos y sus ca­denas hoteleras al crecien­te turismo mundial que tiene a las ciudades y los campos vietnamitas como grandes atractivos, dicen las revistas de viaje y ocio.
En Estados Unidos ha habido una indisciplina mayor desde el comienzo de la pandemia cuando el presidente Donald Trump le restó importancia. En sus ruedas de prensa casi a diario ha dicho cosas ex­trañas y ha acusado a Chi­na de haber exportado el virus, al que llama chino.
Su choque frontal con el doctor Anthony Fucci, el principal epidemiólogo del país, le ha acarreado a Trump la crítica nacional. Fucci dice que con medidas ineficientes y prematuras de desconfinamiento, exis­te un riesgo de que la pan­demia retorne, no se pue­da controlar y cause más muertes.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que ha dado una rueda de pren­sa diaria desde que se noti­ficó la presencia del virus, advirtió igualmente que la reapertura de la ciudad y de los negocios debe hacer­se de manera gradual para evitar una reversión.
El gobernador de Nue­va Jersey, Phil Murphy, in­formó el jueves que las ciu­dades de su estado abrirán dentro de tres semanas si la situación no empeora. De retornar el virus, como al­gunos médicos anticipan, se impondrán las medidas de cierre y distanciamiento social.
Resultado del desconfi­namiento es que muchos estados abrieron sus nego­cios de manera paulatina y otros dieron término a los consejos de los médicos que se simplifican en man­tenerse en sus casas, estar a distancia prudente al hacer filas y lavarse las manos.
Cautela de Medina
Desde que la pandemia hi­zo presencia en la Repú­blica Dominicana, el Co­legio Médico Dominicano, CMD, aconsejó un cierre total del país pero al pa­recer el gobierno no quiso entorpecer los resultados de las elecciones de marzo y prefirió atemperar una cuarentena.
El viernes el resultado ofrecido por el ministro de Salud Pública, Rafael Sán­chez Cárdenas, dice en su boletín 57 que hay 11,739 infectados, incluidos 419 casos nuevos, 3,557 recu­perados y 424 muertos. Se reportó que el jueves solo murieron 2 personas.
Luego de varias semanas de aplicación de las medi­das de excepción, el toque de queda y el cierre de los negocios que no son esen­ciales, las autoridades de Salud Pública se vieron obligadas a lanzar un pro­grama para aumentar las pruebas rápidas.
Desde el jueves al do­mingo el ministerio de Sa­lud Pública y varias otras instituciones de RD lan­zaron un programa de in­tervención sanitaria en el Distrito Nacional, Santo Domingo, San Cristóbal, La Romana y Monte Plata, donde al parecer hay mu­chos contagios.
Con 15 días adicionales que las cámaras de Senado­res y Diputados otorgaron al presidente Medina para enfrentar la pandemia, las autoridades de Salud Públi­ca y las instituciones que le acompañan esperan acele­rar el paso antes de una re­apertura.
Pese a las quejas de los empresarios cuyas empre­sas están cerradas desde hace dos meses, el presi­dente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, CO­NEP, Pedro Brache, adoptó una postura de mucho tac­to al pedir que se dé tiempo a las autoridades para eje­cutar sus planes.
Más intranquilos se en­cuentran los dueños de colmados y negocios pe­queños que alegan estar su­friendo una quiebra total. Algunos amenazaron con abrir sus negocios el lunes en el caso de que la situa­ción de la cuarentena y el toque de queda no se supri­man.
Quizás curándose en sa­lud, el presidente Medina ha discutido todas las me­didas económicas y sociales con algunas de las institu­ciones concernidas, como el Banco Central y el Minis­terio de Hacienda. Ha in­formado de todo a empre­sarios y sindicalistas.
El Banco Central, que ha sido un impulso en los afanes del régimen de ofrecer toda la ayuda po­sible a los sectores de las empres e industrias y a las MYPIMES y público en ge­neral mediante préstamos con tasas suaves, reportó una caída en el Producto Interno Bruto, PIB, debido a la pandemia.
Anteriormente la institu­ción había anunciado que el Fondo Monetario Inter­nacional, FMI, había con­cedido al país US$650 mi­llones de emergencia para enfrentar la pandemia y la eventualidad de un daño a la balanza de pagos del país, cuyo crecimiento de 5% fue el mayor de la re­gión antes de la calamidad.
 El BC también avisó la apertura de una ventanilla de liquidez de corto plazo de hasta RD$15,000 millo­nes para fortalecer las MY­PIMES y otras entidades fi­nancieras.
El BC solicitó además a la Reserva Federal de los Esta­dos Unidos el acceso a en­tre US$1,000 y US$3,000 millones de Repos de corto plazo renovables por un pe­ríodo de seis meses.
La política
Medina sabe que entre las presiones a su régimen está la lucha por la elección pre­sidencial y congresual pau­tada para el domingo 5 de julio, en la cual se presen­tarán su antiguo ministro de Obras Públicas, Gonza­lo Castillo, Luis Abinader y Leonel Fernández.
Castillo es postulado por el Partido de la Libe­ración Dominicana, PLD; Abinader, por el Partido Revolucionario Moderno, y Fernández, por la Fuer­za del Pueblo. Los opo­sitores atribuyen el im­pulso de la campaña del oficialista al uso de los recursos del poder.
Real o supuesto al parecer Castillo ha ganado terreno desde que se comenzó a con­tabilizar la pandemia. Ha he­cho donaciones millonarias y ha puesto la flotilla de su empresa de aviación al ser­vicio de dominicanos pobres abandonados en el exterior.
Posiblemente el temor al empuje del candidato ofi­cialista hizo que Abinader y Fernández iniciaran hace días una campaña anticipa­da y, a su vez, donaran co­mida, insumos médicos, y en el caso del primero dos hospitales temporales en La Vega y Montecristi.
Los opositores contaban con atraer el voto de los do­minicanos en el extranjero que al parecer será afectado por las medidas de excep­ción adoptadas en Estados Unidos, donde residen más de un millón. La medida del gobierno afecta a todos los países que celebran eleccio­nes durante la pandemia y cuyos ciudadanos tienen derecho a votar en territo­rio norteamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Header Ads

test